¿Sabes cómo ahorrar en una boda?

¿Te vas a casar y no quieres perder mucho dinero? En este post te explicaremos los pasos a realizar.

También te puede interesar: En busca de la felicidad

La decisión de contraer matrimonio, es una de las decisiones más importantes que podemos tomar en nuestras vidas.

Significa elegir una persona para pasar el resto de nuestras vidas compartiendo momentos y vivencias, en buenos y malos momentos siempre unidos.

Para llegar a este punto se requiere haber transitado un largo camino de experiencias, dudas y certezas, hasta finalmente tomar la decisión.

Debido al significado que tiene en nuestras vidas este hecho, es normal que la gente quiera hacer una gran celebración con su gente más allegada, disfrutando de una noche mágica.

Pero a veces es tanta la ilusión que tenemos, que nos olvidamos que al día siguiente de la fiesta nuestra vida sigue, incluyendo nuestros gastos habituales.

Por eso, sin tener que dejar de celebrar nuestra boda, será muy importante gastar los justo sin caer en derroche a la hora de festejar nuestra hermosa unión.

Pasos para ahorrar en una boda

Para ahorrar dinero en una boda, he preparado para ti unos pasos que, siendo sincero, te irán muy bien.

Así que no pierdas el hilo de la información que viene a continuación:

ahorrar en una boda 1

 

Planificar con el mayor tiempo posible

Como todo plan, la boda no es una excepción, cuánto más tiempo dispongamos para planificarla nos saldrá mejor y mucho más barata.

Además dispondremos de muchas más opciones a la hora de elegir todos los elementos que necesitaremos, como vestido, salón, comida, DJ, souvenirs, etc.

Teniendo tiempo disponible, podremos visitar muchas más tiendas, y así conocer más productos y ofertas distintas. De esta manera podremos elegir lo que más se adapte a nuestra búsqueda.

Sí disponemos del tiempo suficiente, podremos disfrutar de la planificación de nuestra boda.

De caso contrario, este acto hermoso se puede llegar a convertir en una pesadilla y un gasto desmedido de dinero.

Sé organizado y crea una agenda

Una boda consta de muchísimas actividades y etapas, son una suma de cosas pequeñas, pero que al fin toman un gran volumen y una gran complejidad.

Por este motivo, es muy fácil perderse en el camino o no saber por dónde comenzar a la hora de tener que comprar todas las cosas necesarias.

Para evitar las confusiones y los dolores de cabeza, te aconsejo que seas lo más organizado posible, dividiendo todo en etapas y teniendo muy en claro el orden de las cosas.

Hay distintas maneras de abordar la planificación, puede ser desde lo más grande a lo más pequeño, o de lo más caro a lo más barato, o el método que mejor te sienta.

Deberemos llevar un control por escrito de las cosas que nos harán falta, y también de las cosas que ya hemos conseguido solucionar.

De esta manera, tendremos un conocimiento más visual de cómo vamos con nuestro plan y de cuánto nos falta.

No compres lo primero que veas

A veces al salir de compras nos encaprichamos con algo que hemos visto, y nos gustó desde el primer momento.

Cuando se trata de una boda, esto suele ocurrir aún con mayor frecuencia, ya que deberemos pasar mucho tiempo viendo tiendas y productos.

Aquí es muy importante el primer factor que enumeré, el tiempo.

Debemos tener tiempo suficiente para ver al menos 10 opciones distintas de cada cosa que vayamos a comprar.

Sí nos ganan las ansias de comprar algo a primera vista, te aseguro de que estarás perdiendo dinero y muchos otros productos, que quizás te podrían haber gustado más.

El caminar, y comprobar tiendas, nos llevará a conseguir los productos de mejor calidad y al menor precio posible.

Y este consejo no se aplica sólo a las grande compras, como vestido, catering y salón.

Sino que es de vital importancia mantener esta regla, hasta en los mínimos detalles. Ya que luego la suma de las pequeñas cosas, nos darán una gran suma de dinero.

Sé creativo

Mucha gente piensa que los detalles de las bodas deben ser altamente sofisticados y buscar la complejidad, pero esto no es así.

No hace falta que contrates a diseñador de interiores, para que decore el salón donde celebrarás tu boda.

Utilizando la creatividad, ahorrarás más dinero del que imaginas.

Pensando un poco y buscando ideas, podemos diseñar nosotros mismos los centros de mesas, las tarjetas de invitación, la decoración del salón, los souvenirs, e incluso el menú que se servirá.

Esto además de proporcionarte un ahorro muy interesante, dotará de un toque muy personal a tu boda, lo cual hará que sea algo aún más íntimo.

Llegar y ver el salón decorado según tus gustos, la música ajustada a tus preferencias, y la comida que más te gusta; sin duda te harán multiplicar la satisfacción en tu fiesta de boda.

Selecciona una temporada con menos demanda

Como en todas las actividades, existen temporadas altas y temporadas bajas. Esto sin duda impactará en el costo total de tu boda.

La mayoría de la gente selecciona sus fechas para las temporadas altas, porqué les parece más bello y atractivo, aunque se dejen mucho más dinero por no mover su fecha unos meses.

Sí a ti no te importa mover tu fecha unos pocos meses en el calendario, entonces podrás ahorrarte mucho dinero.

La temporada alta es desde mayo a septiembre, y además de pagar todo mucho más caro, tendrás menos opciones para elegir, debido a la gran demanda que hay.

Por eso te recomiendo elegir una fecha fuera de esos meses, conseguirás mucha más variedad, precios muy bajos, y podrás encontrar muchas más ofertas.

Verifica tu lista de invitados

Con la alegría que nos produce casarnos, nos dan ganas de invitar a toda la gente que conocemos, para compartir nuestro momento de gloria.

Pero a veces esto se hace sin medida, y sumando los invitados de la novia más los invitados del novio, podríamos acabar invitando a medio país.

La celebración de nuestro matrimonio es una experiencia muy bella y muy íntima. Por lo que te aconsejo que invites a esa gente que en verdad te apoya, y le interesa tu felicidad.

Esto no es una fiesta de discoteca, que invitamos a todos los conocidos para pasar un buen rato bailando. Sino que se trata de un suceso muy importante en nuestras vidas.

Hacer a conciencia la lista de invitados, no sólo te ayudará a ahorrar una gran suma de dinero.
Sino que principalmente te permitirá sentirte más a gusto, estando con la gente que en verdad te valora y te quiere.

¿Qué otros consejos darías para ahorrar en una boda?

Espero tus comentarios

José Marcelino