¿Te has parado a pensar alguna vez qué es realmente lo que te da felicidad?

Lo digo en serio.

Obviamente, la concepción de felicidad no es igual para todas las personas. Algunas tienen muchas cosas, no las valoran y continuamente están buscando más. Otras, en cambio, tienen poco y son felices como están.

¿Quién tiene la razón?

Depende, ¿o no?

Puede que te sientas más identificado con el primer tipo de persona: las que quieren más y más. Perfecto, no pasa nada. Es tu elección. Disfruta a tu manera.

O, sin embargo, puede que te sientas más identificado con el segundo tipo de persona: las que se conforman con lo que tienen. Perfecto también. Disfruta de tu elección.

Oye, ¿y no hay un término medio?

No, no hay uno, sino infinitos.

¿Por qué?

Porque cada persona es un mundo y es libre, en principio, de tomar la elección que quiera, sea ésta todo lo intermedia o extrema que quiera.

Pero hay otro matiz muy importante:

La gente cambia a lo largo de los años, ¿no? Normalmente vas cambiando con el paso del tiempo. No es lo mismo ser un adolescente, con las hormonas a flor de piel, que un joven recién emancipado del hogar paterno, que una persona adulta, con o sin pareja, con o sin hijos, con o sin trabajo… y un largo etc.

Puede que te preguntes que a dónde quiero llegar con toda esta reflexión.

Te lo digo ahora mismo.

 

Sólo tú eliges si eres feliz

Para mi la felicidad es lo que tú elijas, ni más ni menos. Obviamente, la situación que “heredas” a todos los niveles te condiciona. No es lo mismo nacer en un poblado del África profunda, donde ya es un éxito sobrevivir, que nacer con el apellido de una familia pudiente en un país rico, o venir al mundo en el seno de una familia de clase media. Y todas las demás situaciones que se te ocurran. Por eso digo que hay múltiples situaciones.

Hay muchos casos conocidos de famosos que vinieron al mundo, en tornos muy humildes, y que han llegado a montar un auténtico imperio económico. Algunos de ellos son:

– Amancio Ortega: fundador de Inditex

– Jezz Bezos: fundador de Amazon

– Jack Ma: fundador de Alibaba

– George Soros: uno de los mayores inversores de la historia

– Ingvar Kamprad: fundador de Ikea

– Oprah Winfrey: la mayor estrella de los medios de comunicación en Estados Unidos

– Un largo etc.

 

Toma el control de tu vida de una vez por todas

Oye, sólo me has puesto ejemplos de personas que han pasado de pobres a inmensamente ricos.

¿Eso quiere decir que la felicidad se basa sólo en el dinero?

¿O se basa en otras cosas, menos el dinero?

¿O se basa en el dinero y todas esas cosas?

¿Qué cosas?

Depende…

¿De qué depende?

Sólo depende de ti: es tu elección, amigo mío…

Déjame que te invite a leer un poco más sobre el dinero y la felicidad: pulsa AQUÍ

Yo no soy nadie para decirte qué te tiene que hacer feliz. No. Nadie tiene que hacerlo. No cometas ese error, por favor. Tú eres el dueño de tu vida, el capitán de tu barco. Sólo tú. Los demás no. Por eso, vive tu vida, toma tus propias decisiones. No vivas la vida de los demás.

Toma el control de tu vida. Que no lo hagan los demás. Asimismo, no tomes el control de la vida de otras personas. Es coherente que prediques con el ejemplo, ¿verdad?

 

Viktor Frankl: cómo ser feliz en el peor escenario posible

Si piensas que tu vida es demasiado dura y que es imposible ser feliz así, déjame que te hable de una persona: Viktor Frankl. Este señor fue un afamado psiquiatra que no lo tuvo nada fácil en la vida. Pasó varios años en diferentes campos de concentración nazi. Vio cómo asesinaron vilmente a gran parte de su familia. Cada día se levantaba pensando que ese podía ser el último amanecer que vería. Cada día nacía… o moría. Él no podía hacer nada para cambiar la situación.

¿O sí podía?

Pese a todos los horrores, que vivió tomó la decisión de nacer cada día. ¿Y qué le permitió eso? Aguantar sin sufrir más de lo necesario. Y cuando el ejército de los Estados Unidos le liberó, entonces usó esa “magia” para seguir viviendo una vida más que digna. Fue un referente en su profesión, recibió numerosos premios, escribió varios libros e innovó en su campo.

Cogió lo negativo de su experiencia en los campos de concentración y le dio la vuelta. Lo reformuló en términos positivos y lo usó de palanca para ayudar a muchas personas.

Ahora te pregunto:

¿Tú estás o has estado en una situación similar a la de Viktor Frankl?

Entonces, si él lo superó…

¿Qué te impide a ti superar tus problemas actuales?

¿Quién te impide a ti superar tus problemas actuales?

Realmente, Viktor Frankl sólo tomó una decisión en su época de prisionero: ser todo lo feliz que pudiera, incluso estando en el peor entorno imaginable.

¿Y qué era la felicidad para él?

¿Tú qué crees?

 

La felicidad está en las pequeñas cosas de la vida

Y como muestra, un botón. Bueno, mejor dicho, 12 imágenes.

Allá van:

  • Tener una buena salud física

felicidad-salud-fisica

  • Tener una buena salud mental

felicidad-salud-mental

  • Disfrutar de tu pareja

felicidad-disfrutar-pareja

  • Tener hijos y verlos crecer felices

tener-hijos-verlos-crecer-felices

  • Amigos de verdad para toda la vida

amigos-para-toda-la-vida

  • Hogar, dulce hogar

hogar-dulce-hogar

  • Dinero suficiente para vivir dignamente

dinero-vivir-dignamente

  • Desconectar cuando lo necesitas

desconectar

  • Ayudar a los demás

ayudar-da-felicidad

  • Un trabajo que te llene

trabajo-feliz

  • Ocio para disfrutar momentos inolvidables

ocio- vivir

  • Pon una mascota en tu vida

mascota-hace-feliz

 

A mí se me ocurren muchas cosas más. A ti seguro que también, así que dime…

¿Qué te hace realmente feliz en la vida?

Espero tus comentarios

¡Y no olvides ser feliz!

Un abrazo muy feliz

José Marcelino