En la mente de millones de personas, día a día y, sobre todo, a final de mes, siempre surge la idea de intentar mejorar las finanzas personales: reducir gastos, aumentar ingresos, ahorrar, reducir la hipoteca

Aumentar tus ingresos no es una tarea tan complicada. Créeme. Quizá te consuele saber que hasta las personas más ricas del mundo cuentan con unos hábitos financieros firmes, en los que, pese a su abundante capital, consiguen ahorrar y aumentar su patrimonio.

Podríamos decir que estos millonarios tienen una cualidad: la moderación, que es la capacidad de ser prudente, ahorrador y, como consecuencia, próspero.

Muchos millonarios tienen esta gran cualidad, independientemente de su país de origen, y de la actividad empresarial que realizan. Por ejemplo, grandes cantantes como Taylor Swift o grandes inversores como Warren Buffet son considerados grandes ahorradores e inversores.

Veamos cómo viven realmente los millonarios. Descubramos algunos de sus hábitos financieros. Léelos con atención, pues son una parte muy importante de su éxito.

¿Sabes cómo viven realmente los millonarios?

Tienen una vivienda adecuada a sus necesidades. Aunque existen críticas al respecto, muchas personas piensan que con un gran capital en sus cuentas bancarias estos famosos deben tener grandes mansiones.

Obviamente, hay muchos millonarios que ostentan grandes casas, incluso mansiones, pero te aseguro que otros muchos simplemente cuentan con una buena vivienda, adaptada a sus necesidades, no a su estatus económico.

Es decir, el hecho de ser millonario no lleva asociado obligatoriamente el disponer de una enorme mansión de película de Hollywood.

Evitan restaurantes caros

Aunque muchos de ellos cuentan con cocineros y personas que les ayudan en su día a día, muchos de estos millonarios no suelen ir a restaurantes caros.

¿Por qué?

Porque consideran que lo mejor es comer en casa.

¿Por qué?, te preguntarás.

Muy sencillo: porque es mucho más barato y saludable.

 

Ahorran cada mes y así mejoran sus finanzas personales

Ahorran cada mes, como hormiguitas.

Son conscientes de que la fama o la situación empresarial en la que viven puede cambiar, por lo que deciden destinar al ahorro gran parte de sus ingresos. Con ello consiguen una mayor independencia financiera.

Invierten con cabeza

Por ejemplo, Warren Buffett, considerado por los expertos como el mejor inversor de todos los tiempos, y uno de los hombres más ricos del mundo, realiza inversiones con cabeza. Su decálogo es:

  1. Invertir sólo en negocios controlables: Nunca invierte en negocios que no comprende. Aunque es amigo de Bill Gates, nunca ha invertido en Microsoft

  2. Tener la paciencia como virtud: Cuando encuentra una empresa donde invertir, la analiza y espera hasta que tiene el precio adecuado

  3. Mirar siempre a largo plazo: Su horizonte preferido es “PARA SIEMPRE”

  4. Diversificar sólo lo necesario: Considera que el riesgo se reduce concentrándose en unos pocos valores

  5. Tener muy claro el perfil de riesgo: No entrar en bolsa si el inversor no es capaz de asumir, sin entrar en pánico, que la acción que compra puede perder un 50% de su valor

  6. Comprar negocios, no acciones: Lo fundamental es el negocio. Siempre busca compañías con una dirección de calidad, una rentabilidad histórica importante y una posición dominante

  7. Tener cautela ante el optimismo: El optimismo es el enemigo del inversor. Ser precavidos cuando los demás están eufóricos y ser optimistas cuando los demás empiezan a tener miedo

  8. No dejarse arrastrar por las modas: El inversor debe ser consecuente con su perfil de riesgo. Ejemplo: Le fue muy bien cuando se quedó, a final de los 90, al margen del boom de internet

  9. Tener habilidad para decir “no”: Es partidario de decir NO si esto es lo más conveniente

  10. No ejercer de gurú: No intentes predecir la dirección de los mercados, la economía, los tipos de interés o los movimientos políticos. Vive el presente

 

Como colofón, según Buffett, si quieres ser un gran inversor sólo debes seguir 2 reglas:

  • Regla nº1: Nunca perder dinero
  • Regla nº2: Jamás olvidar la regla número 1

 

Cuentan con varias fuentes de ingresos

Normalmente los millonarios tienen varias fuentes de ingresos. Saben que si una de las ‘patas’ de su negocio falla, hay otras que siguen generando ingresos de manera recurrente.

Controlar nuestras finanzas personales es posible: lo hacen hasta las personas más ricas del mundo, aunque pienses que no necesitan hacerlo.

¿Crees que no eres capaz?

Si quieres lograr la independencia financiera, piensa seriamente en aumentar tus ingresos.
Llegados a este punto, permíteme que te invite a que me escuches en la radio, donde colaboro habitualmente. Tengo una sección llamada “Finanzas Divertidas”. Por ejemplo, echa un vistazo al programa nº 6 (desde el minuto 13). Escúchame AQUÍ.

¿Qué opinas de los millonarios?

Espero tus comentarios

Que tengas un gran día

José Marcelino

Coach Financiero