Podrás tener todo el
dinero del mundo, pero
hay algo que nunca
podrás comprar:
¡UN DINOSAURIO!
Homer Simpson