¿Sabes lo que gastas? ¿Y lo que gasta tu familia? Si la respuesta es sí, enhorabuena. Es un buen punto de partida. Si la respuesta es no, no te preocupes, pero necesitas pasar a la acción cuanto antes. ¿Por qué? Porque si no sabes lo que gastas, ¿cómo sabes cuál es tu situación financiera actual REAL? No te preocupes. Sigue leyendo y verás que casi todo en la vida tiene solución… ¿Sabes lo que gastas? Mejora ya tu situación financiera…