No permito que nadie me limite.
No me limito a mí mismo.
Mi único límite es mi mente.
Si quiero, puedo.

José Marcelino Pérez

¡FELIZ NAVIDAD!