El objetivo principal es que enseñes a tus hijos a manejar su dinero de manera inteligente. Enseñar a tus hijos el valor y el uso del dinero es de las mejores enseñanzas que les puedes dar.

En primer lugar, no des a tus hijos una paga semanal simplemente porque todos sus amigos la reciben, pues esto puede crear en tus hijos una actitud de dependencia.

Es muy importante que enseñes a tus hijos a ganar el dinero con el sudor de su frente, ya que esa es la forma en que los adultos nos ganamos el dinero en la vida real. Y hay que enseñarles esto desde pequeños.

Si tus hijos tienen 6 o más años, asígnales trabajos sencillos relacionados con la casa, y por cada trabajo que realicen págales un pequeño importe.

Es aconsejable que les pagues en múltiplos de 3, es decir, 30 céntimos, 60 céntimos, 90 céntimos,… De esta manera, cada vez que pagas a tus hijos, ellos mismos pueden dividir ese dinero en 3 partes.

¿Por qué 3 partes? Sigue leyendo y lo verás…

  • La 1ª parte se llama “Dinero para gastar”
  • La 2ª parte se llama “Dinero para ahorrar”
  • La 3ª parte se llama “Dinero para dar”

 

Pero esto lo veremos en el siguiente post…

¡Que tengas un fantástico día!

José Marcelino Pérez

Formador Financiero