¿Recuerdas los cantos de sirena del post anterior?

Vimos qué son realmente los chiringuitos financieros.

Hoy seguimos con ellos. Y vamos a intentar no caer rendidos ante sus encantos.

Porque, como ya sabes, las sirenas no existen…

¿Verdad?

Los chiringuitos financieros: técnicas de contacto

Hoy vamos a ver qué técnicas de contacto usan los chiringuitos financieros.

Los canales que usan para contactar con sus potenciales víctimas no son distintos de los que puede emplear cualquier entidad legalmente autorizada:

  • Teléfono
  • Correo ordinario
  • E-mail
  • Página web
  • Etc.

La diferencia reside en la manera en que usan dichos canales, en el tipo de mensajes que transmiten y en la actitud que muestran para lograr sus objetivos.

Para obtener los contactos normalmente recurren a bases de datos (a menudo obtenidas de manera fraudulenta), de las que extraen direcciones de personas que, por ejemplo, han contratado un determinado producto financiero.

El uso del teléfono, como método de acercamiento a potenciales víctimas, es uno de los preferidos por los chiringuitos financieros, ya que el contacto directo permite ejercer ciertas técnicas de presión psicológica. Se trata de llamadas “en frío”, es decir, inesperadas, que no responden a una solicitud previa de información. Los chiringuitos no suelen conformarse con un NO.

También es habitual que usen el correo ordinario. Las cartas y materiales publicitarios, que en ocasiones constituyen su tarjeta de visita, suelen ser escrupulosos e intachables desde el punto de vista del marketing. Mediante atractivos folletos presentan inversiones sofisticadas y excepcionalmente prometedoras.

Los chiringuitos financieros e internet

El gran éxito de internet como herramienta de marketing directo se basa en que permite, a los anunciantes, acceder a una amplia masa de receptores a un coste muy inferior al de los medios tradicionales (teléfono, buzoneo). Este hecho, unido a la posibilidad del anonimato, ha dado lugar a un uso abusivo del medio, como por ejemplo el spam, o envío indiscriminado por e-mail de ofertas comerciales no solicitadas.

La normativa vigente establece que las comunicaciones comerciales deben identificarse como tales. Además, se prohíbe su envío por e-mail, salvo que hubieran sido previamente solicitadas o expresamente autorizadas.

Ninguna empresa seria usará el spam para llegar a su público objetivo, ya que se trata de prácticas que invaden la privacidad del consumidor. Las entidades que actúan dentro de la legalidad optan por el marketing autorizado, es decir, aquel que se envía con consentimiento.

Aunque en sentido estricto no se trata de chiringuitos financieros, conviene mencionar una estafa cada vez más frecuente y  peligrosa: el phishing.

Se trata de correos electrónicos que parecen proceder de entidades reconocidas y solventes, en los que por motivos de seguridad, se solicitan al destinatario sus claves personales de acceso. Hemos de tener en cuenta que ninguna entidad autorizada pedirá jamás a sus clientes información personal ni claves completas, pues ya disponen de esos datos.

Los chiringuitos financieros también usan la publicidad en prensa para ofrecer oportunidades de inversión con unas rentabilidades mucho mejores que las que ofrecen las inversiones tradicionales. Estas oportunidades, obviamente, no existen.

En definitiva, mucho cuidado con los cantos de sirena…

Una vez hemos visto esto, cabe preguntarse…

¿Qué técnicas de persuasión usan los chiringuitos financieros?

Lo veremos en el siguiente post, llamado…

 “LOS CHURINGUITOS FINANCIEROS. TERCERA PARTE”

Mientras tanto, te sugiero que te descargues, de manera totalmente gratuita, mi ebook Cuentos Financieros para Ser Feliz, donde vas a leer muchas cosas interesantes, que te servirán para mejorar tu situación financiera y, como consecuencia, ser más feliz.

Y recuerda:

¡Ojo con los cantos de sirena!

¡Las sirenas no existen!

¡Que seas muy FELIZ!

 

José Marcelino Pérez

Coach Financiero