¿Recuerdas los cantos de sirena de los 5 posts anteriores?

Hoy seguimos con ellos. Y vamos a intentar no caer rendidos ante sus encantos.

Porque, como ya sabes, las sirenas no existen…

¿Verdad?

Los chiringuitos financieros: ¿Cómo recupero mi dinero?

En la quinta parte de esta serie de posts vimos cómo podemos protegernos de un chiringuito financiero.

En este sexto post vamos a ver qué podemos hacer si ya hemos entregado nuestro dinero a un chiringuito.

En este caso no siempre es posible recuperar el capital. Sin embargo, es importante estar atento para poder reaccionar antes de que sea demasiado tarde:

  • La persona de contacto se vuelve inaccesible. En este caso es aconsejable presionarles para que nos devuelvan el dinero, amenazándoles, si es necesario, con acudir a las autoridades
  • En ocasiones, la respuesta del chiringuito es que la inversión no ha ido como se esperaba, por lo que nos aconsejan que aumentemos la inversión para aprovechar el inminente cambio de tendencia. Obviamente, no hemos de hacerles caso
  • Tanto si conseguimos que nos devuelvan todo o parte del capital, como si no recuperamos nada, es esencial que nos pongamos en contacto con la CNMV y denunciemos lo ocurrido en la Policía o Juzgado correspondiente. Las denuncias presentadas permiten a los organismos responsables difundir las correspondientes advertencias, con lo cual ayudamos a que otros inversores no se vean estafados por el mismo chiringuito

Unos consejos finales

Ante cualquier sospecha sobre las ofertas de inversión recibidas o sobre las sociedades que las realizan, lo más sencillo es ponerse en contacto con la CNMV.

En la web www.cnmv.es podemos ver los nombres de las entidades de las que se sospecha que ofrecen servicios de inversión sin estar autorizadas, así como de las entidades que se tiene abierto un expediente sancionador para que cesen sus malas prácticas. Nunca hemos de aceptar una oferta de las sociedades incluidas en estos registros.

Con esta sexta parte finalizamos esta serie de 6 posts sobre los chiringuitos financieros.

En definitiva:

¡Mucho cuidado con los cantos de sirena!

Si me lo permites, te sugiero que te descargues, de manera totalmente gratuita, mi ebook Cuentos Financieros para Ser Feliz, donde vas a leer muchas cosas interesantes, que te servirán para mejorar tu situación financiera y, como consecuencia, ser más feliz.

Y recuerda:

¡Ojo con los cantos de sirena!

¡Las sirenas no existen!

¡Que seas muy FELIZ!

José Marcelino Pérez

Coach Financiero