Ojo con los cantos de sirena

¿Por qué?

Porque la sirenas cantan muy bien, sí, pero…

Sólo en las películas

¿Por qué?

Porque las sirenas no existen

Ten mucho cuidado, especialmente con un tipo de sirena muy peligroso. Estamos hablando de…

Los chiringuitos financieros

El término “chiringuito financiero” es una forma coloquial de definir a las entidades que prestan servicios de inversión sin estar autorizadas a hacerlo.

                                                  ¡Ojo!

Los chiringuitos financieros son un tipo de sirena MUY peligroso.

Son realmente peligrosos, porque en la mayoría de los casos la aparente prestación de servicios es sólo una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas, haciéndoles creer que están realizando una inversión de alta rentabilidad.

Es importante recalcar esto:

Los elevados rendimientos que ofrecen NO son posibles. Sólo son el cebo con el que consiguen que, los inversores menos informados o más confiados, les entreguen sus ahorros. Cuando no pueden justificar las pérdidas, simplemente desaparecen o cambian de nombre.

En resumen, no se trata de entidades más o menos solventes o con mayores o menores habilidades en la gestión financiera. Sencillamente, son… ¡estafadores!

Así, mientras las empresas autorizadas para prestar servicios de inversión (sociedades y agencias de valores, bancos, etc.) están sometidas a las normas que regulan los mercados de valores y a estrictos controles por parte de los organismos supervisores (CNMV y Banco de España), los chiringuitos financieros actúan al margen de la ley. Esto supone que:

  • No están registrados en la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) ni en el Banco de España
  • No es exigible la cobertura de los Fondos de Garantía de inversiones o depósitos, ya que éstos sólo protegen al inversor en caso de insolvencia de las entidades autorizadas

No es oro todo lo que reluce

No hay un tipo estándar de víctima, ya que a menudo se trata de estafas muy elaboradas, con una aparente credibilidad en la que puede caer cualquiera:

  • Pequeños empresarios
  • Familias con cierto nivel de ahorro
  • Profesionales liberales
  • Etc.

Si lo pensamos fríamente, las promesas de enriquecimiento rápido y sin riesgo que divulgan los chiringuitos financieros suelen ser tentadoras. Y, por ello, es fácil sentirse atraído por sus cantos de sirena…

Pero no olvidemos esto:

Por muy bien que cante la sirena, estamos ante eso, un simple canto de sirena. Lo que hay normalmente es un gran montaje, mucha apariencia, pero nada más.

En definitiva, confiar en un chiringuito financiero es una forma segura de perder el capital, ya que no son verdaderos profesionales de los mercados financieros y, por tanto, no es posible recurrir a ninguno de los mecanismos de protección del inversor.

Una vez hemos definido a los chiringuitos financieros, cabe preguntarse…

¿Cómo actúan?

Lo veremos en el siguiente post, llamado…

“LOS CHIRINGUITOS FINANCIEROS. SEGUNDA PARTE”

Mientras tanto, te sugiero que te descargues, de manera totalmente gratuita, mi ebook Cuentos Financieros para Ser Feliz, donde vas a leer muchas cosas interesantes, que te servirán para mejorar tu situación financiera y, como consecuencia, ser más feliz.

Y recuerda:

¡Ojo con los cantos de sirena!

¡Las sirenas no existen!

¡QUE SEAS MUY FELIZ!

 

José Marcelino Pérez

Coach Financiero